NEONATAL: LA FISCALÍA ESPERA LA EVALUACIÓN MÉDICA Y CONTINÚA LA INVESTIGACIÓN

NEONATAL: LA FISCALÍA ESPERA LA EVALUACIÓN MÉDICA Y CONTINÚA LA INVESTIGACIÓN

0 118

El Fiscal de Instrucción Raúl Garzón, en relación a la causa en la que se investiga la muerte de bebés en el Hospital Neonatal de Córdoba señaló que se espera la evaluación médica de los antecedentes.

Asimismo el funcionario del MPF señaló que habiéndose informado la existencia de la causa y avances de la investigación, la que se encuentra en pleno desarrollo, no habrá nueva información para no perjudicar la investigación.

La Fiscalía continuara trabajando y en su momento comunicara lo que resulte de interés publico. El Servicio de Salud del Hospital Neonatal desarrolla con normalidad y de conformidad al seguimiento del Ministerio de Salud, sobre la Institución.

De resultar necesario informar alguna situación a familiares de los recién nacidos que fallecieron, se hará oportunamente, dijo el Fiscal.

EL CASO

La Justicia de Córdoba investiga los motivos de esta beba y de otros más que fallecieron en los últimos meses. Quieren saber si fue por negligencia médica o si fue de manera intencional.

En las últimas horas, el fiscal de una de las causas Raúl Garzón dijo en conferencia de prensa que “puede ser intencional o mala praxis”. “No se descarta ninguna hipótesis”, afirmó.

Al momento, se abrió un expediente judicial y otro administrativo iniciado por el Ministerio de Salud de la provincia, que investigan las reiteradas muertes en bebés recién nacidos en el hospital que funciona en el barrio Poeta Lugones, al noroeste de la capital cordobesa.

El fiscal explicó que “en el universo de fallecidos puede que unos tengan una causa determinada y otros sean los que generan más preocupación: cinco parecen los más sospechosos”.

TESTIMONIOS

Una abuela de los cinco bebés sanos que murieron en un hospital de Córdoba relató cómo falleció su nieta y pidió ser querellante en la causa. “Noté que lloraba mucho”, aseguró.

Quien dio su testimonio fue Romina Ceja, quien indicó que los inconvenientes iniciaron cuando empezó el trabajo de parto. Este caso se produjo entre el 5 y el 7 de junio de este año, en el Hospital Neonatal, pero se dio a conocer en las últimas horas.

La abuela contó a La Voz del Interior que, cuando su hija arribó al centro médico, le dijeron que regresara a su casa, porque tenía “poca dilatación”. Esa respuesta se la volvieron a dar cuando insistieron más tarde. Finalmente, recibió asistencia luego de esperar dos horas.

Poco tiempo después, los médicos le indicaron a Ceja que su hija y su nieta estaba sanas. Las vio en la camilla, pero percibió algo raro: “Mi hija estaba en la camilla con la bebé: noté que lloraba mucho”.

“Le curaron el pupo y la vacunaron”, expresó sobre el procedimiento posterior al parto que fue después de las 3 de la mañana. A las 14, la recién nacida “tenía las manos frías y que no quería tomar la teta”.

“Cuando llegué, mi hija estaba con una crisis de nervios y mi nieta en cuidados. Le dieron dos paros cardíacos, según dijo la autopsia”, detalló.

Deja tu comentario