El pequeño Máximo Cabrera de dos años se encuentra en estado delicado, lúcido, pero la parte inferior de su cuerpo aun no tiene movilidad. No tiene daños cerebrales, pero si en su pequeña columna. Se le continúan haciendo estudios en el Hospital de Niños en Corboba. El hecho ocurrió  el día jueves en la ciudad de Dean Funes, el niño fue atendido en el Hospital Romagosa y luego derivado hacia la capital debido a la gravedad de las heridas. Lo confirmó el director del nosocomio local. Máximo se habría colgado de la pileta, que no estaba asegurada a la pared, sino que estaba suelta por cuestiones de comodidad, pero siempre estaba apoyada en el suelo, aunque esta vez la habían movido para su uso. Los médicos piden esperar 48 hs para ver su evolución y no garantizan la recuperación completa del niño.

Deja tu comentario