CASO WANDA NAVARRO: ROMINA VERNOLA INSISTE CON QUE ES INOCENTE Y APELARÁ...

CASO WANDA NAVARRO: ROMINA VERNOLA INSISTE CON QUE ES INOCENTE Y APELARÁ EN LA CORTE INTERNACIONAL DE DDHH

0 997

Con información de Claudio Minoldo, para La Voz.

Romina Vernola, de Villa del Totoral, fue sindicada como la autora intelectual del crimen de la joven Wanda Navarro de Jesús María el pasado 23 de agosto de 2018.

Vernola, junto con los otros tres acusados, Mario Garcia, Walter Vargas y Claudio Schmith fueron condenados por unanimidad por un jurado popular y vocales de la Cámara 4ta del Crimen de Córdoba a 35 años de cárcel de cumplimiento efectivo. Romina, presa desde el 2019 por una causa de drogas, disconforme con el veredicto decidió apelar la condena en el Tribunal Superior de Justicia de Córdoba y en paralelo elevó un reclamo a la Comisión de la Corte de Derechos Humanos.

Una de sus abogadas, Laura Valles, que trabaja en la apelación a la Corte Internacional, manifestó que en todos sus años habiendo trabajado en el Poder Judicial como funcionaria muy pocas veces vio un caso como este: “Hay un cuadro probatorio de 230 pruebas en las que nada incrimina a mi clienta. Me atrevo a decir que tuvo una condena sin pruebas”, señaló la letrada a La Voz. Insiste en que no se aplicó ninguna de la garantías constitucionales.

Además, apunta contra la calidad de las pruebas ya que se trata de tres testimonios que se contradicen entre sí. Dos de ellos de ex-parejas de Romina que, uno tiene antecedentes psiquiátricos y orden de restricción por haber sido violento con ella.

Desde la cárcel, Vernola insiste con que es inocente y se la condenó sin ninguna prueba contundente, por eso pide la revisión de la causa. En cada oportunidad que tuvo, ella manifestó que no conoce al resto de los acusados, a la familia de Wanda y hasta la propia adolescente. “El hecho de que esté presa por drogas no quiere decir que haya tenido alguna relación con ellos”, dijo la acusada. Cree firmemente que se la involucró por los antecedentes de venta de drogas y dice que hubo testigos plantados. Apunta directo contra sus ex-parejas: “Con el padre de mi hija estábamos relacionados en el ambiente de la droga. Y el otro es una persona con antecedentes psiquiátricos y de suicidio. Es ilógico que haberles prestado atención a esos testimonios.”

Romina, aseguró que está estudiando abogacía en la cárcel y destacó que no hay pruebas en su contra: “No hay nada”.

Las respuestas a sus demandas pueden demorar entre seis meses y dos años. Romina, debería de terminar su condena por drogas en estos días: “Me condenaron a tres años y esa condena terminaba ahora en noviembre. Pero no se porqué me pusieron allí”.

 

Deja tu comentario