TRAS DISCUTIR CON SU NOVIO EN UN BOLICHE, LO ATROPELLÓ CON EL...

TRAS DISCUTIR CON SU NOVIO EN UN BOLICHE, LO ATROPELLÓ CON EL AUTO Y LO MATÓ

0 655

San Rafael, el principal departamento del sur mendocino, no sale de su asombro y conmoción. Un joven murió atropellado por su presunta novia a la salida de un boliche y la Justicia investiga si se trató de un hecho intencional.

Genaro Fortunato tenía 25 años y practicaba rugby en el club Belgrano. Su apellido es conocido en el ambiente deportivo porque su hermano Fausto jugó en la selección nacional de Seven.

Según testigos, el sábado minutos antes de las 6 fue embestido por un Fiat Idea conducido por Julieta Silva (29), con quien habría mantenido una relación sentimental.

r1c10MmqZ_720x0

Fortunato y Silva se habían encontrado en el boliche “La Mona”, en el distrito Las Paredes. En ese lugar habrían discutido y la mujer, que juega al hockey sobre césped, decidió retirarse enfurecida.

Se dirigió a su auto y Fortunato, que la había seguido, se paró frente al vehículo para impedir que se fuera. Silva, de todas maneras, arrancó y atropelló al joven, quien quedó tirado en el asfalto. Lo peor llegó después. Testigos aseguran que la conductora transitó unos pocos metros, frenó, dio un rápido giro en “U” y apuntó con su vehículo contra el rugbier, quien aún no se recuperaba del primer golpe. De acuerdo a testigos, lo embistió de nuevo y frenó, quedando en estado de shock.

Personal de seguridad del boliche y otros incrédulos jóvenes llamaron inmediatamente al 911. Primero llegaron efectivos de la Comisaría 60 y luego una ambulancia del servicio de emergencias. Mientras los médicos constataron la muerte de Fortunato, los policías detuvieron a Silva.

Hyptv4QqZ_720x0

El expediente quedó caratulado como “Averiguación de Homicidio” y la fiscal Rossi espera sumar los testimonios de los testigos para avanzar en la investigación. En este sentido, la declaración de un cuidacoches será la fundamental ya que habría presenciado parte de la discusión y el desenlace fatal.

Deja tu comentario