TRAGEDIA EN EL MOTOCROSS: UN PILOTO MURIÓ AL CAER Y SER ARROLLADO...

TRAGEDIA EN EL MOTOCROSS: UN PILOTO MURIÓ AL CAER Y SER ARROLLADO POR DOS MOTOS

0 1702
El Motocross está de luto por la muerte de Alberto Zapata, piloto que hace un tiempo había perdido un brazo, pero regresó a las pistas y tuvo un trágico accidente en una competencia al ser embestido por dos colegas.

En pleno auge de su carrera, a los 23 años, sufrió un golpe durísimo: protagonizó un accidente vial, en la Ruta 40, volcó con su auto y allí perdió el brazo izquierdo. A partir de allí, una dura etapa de recuperación y la fuerza de voluntad para volver a su gran amor: la competición en motos

Y en medio de su gran pasión, perdió la vida, al caerse en una competencia disputada este domingo en San Agustín, Córdoba.

wey

Wey no pudo controlar su moto en la caída y fue atropellado por dos competidores que no pudieron esquivarlo. Fue atendido por los médicos y después lo trasladaron a un hospital local, donde falleció por las heridas sufridas.

La moto de Zapata pierde estabilidad tras el salto, el protagonista se separa del vehículo y dos participantes lo arrollan al encontrarse con su cuerpo cruzado en la traza.

El sanjuanino, había logrado volver a competir luego de la amputación de su brazo izquierdo por un siniestro vial donde casi pierde la vida.  Una persona se detuvo para ayudarlo y le hizo un torniquete que lo rescató. Pero, ya en el centro médico, pero no lograron salvarle el brazo.

wey zapata

Para muchos hubiera sido el final de la carrera. No para el Wey Zapata. “Las probabilidades de que volviera a andar en moto para los médicos, los psicólogos y los psiquiatras eran prácticamente cero. Pero yo me mentalicé en la recuperación para mejorar día a día mi equilibro y en eso hice mucho hincapié. Los kinesiólogos me decían que no me centralizara tanto en eso, pero yo pensaba en cómo iba a hacer para manejar la moto”, aseguró en diálogo con Carburando.

Su lucha trascendió el mundo de las motos. Incluso le hicieron una entrevista en el flamante canal de Boca por su fanatismo por el Xeneize. “Hay cuatro o cinco casos de pilotos amputados en el mundo, pero ninguno compite”, exhibió su orgullo. “Pude conocer la cancha de Boca hace poco. Sí lo había visto jugar en otras canchas del Interior”, se emocionó entonces.

Su objetivo no se “redujo” a volver a las pistas. Compitió mano a mano con los mejores en su disciplina. Consiguió dos podios y un primer puesto. Pero, en Córdoba, su vida se apagó mientras desarrollaba la actividad que lo apasionaba.

Fuente: TyC e Infobae

 

 

Deja tu comentario