CINCO POLICIAS DETENIDOS POR EL BRUTAL CRIMEN DE UN ADOLESCENTE EN PASO...

CINCO POLICIAS DETENIDOS POR EL BRUTAL CRIMEN DE UN ADOLESCENTE EN PASO VIEJO

0 788

Joaquín Paredes, un adolescente de 15 años, fue asesinado en un confuso hecho de violencia con los efectivos policiales de la localidad de Paso Viejo, en el Departamento Cruz del Eje.

Aparentemente el joven se encontraba con amigos consumiendo bebidas alcohólicas en la vía pública, cuando los agentes abrieron fuego contra el grupo y Joaquín perdió la vida en el lugar mientras que otros fueron heridos. Los policías manifestaron que hubo agresiones por parte del grupo, pero es parte de la investigación aún.

Los cinco policías fueron detenidos, pasados a situación pasiva e imputados por homicidio calificado agravado por la fiscal Fabiana Pochettino, a cargo de la investigación.

Se busca determinar quién efectuó el disparo que dejó sin vida a Joaquín. Otro de los jóvenes, de 18 años, se encuentra internado en Villa de Soto con dos heridas de bala, una en el tobillo izquierdo y la otra en la pantorrilla derecha. En tanto que otro joven de 15 años fue derivado a Cruz del Eje por una herida en el brazo derecho y fractura de fémur.

Autoridades policiales de Paso Viejo indicaron que en total había 20 jóvenes en el lugar, mayores y menores de edad, quienes “estaban ocasionando disturbios”, e informaron que los efectivos realizaron disparos de arma de fuego al aire “al verse superados en número por los agresores”, publicó Cadena 3. Señalaron que el parte indicaba que a las 4 de la mañana los agentes se comisionaron luego de haber recibido un llamado al 101 que indicaba que unas 20 personas causaban disturbios al lado del dispensario.

El relato policial aseguró que tras solicitarle a los sujetos que se retiraran del lugar, “la multitud se abalanzó contra los efectivos y arrojan golpes de puño, pedradas y objetos contundentes, por lo que el personal policial, al ser lesionado, repelió dicha acción con disparos de armas de fuego de pistola y escopeta provista”.

Por el hecho hubo disturbios en la comisaría de la localidad y en el dispensario ya que, según familiares y vecinos, en el centro de salud no quisieron atenderlos cuando el hecho ocurrió. En la comisaría hubo mobiliario destruido e intentaron incendiar uno de los móviles de la policía.

ARCHI_792921

 

 

 

Deja tu comentario